Registrarse

Observando a mi hija desnuda (relato incesto)

Relatos eróticos de incesto

Moderador: Claudio

Mensajes: 169
Registrado: Mié May 26, 2010

Observando a mi hija desnuda (relato incesto)

Nota Mié Jun 09, 2010

Observando a mi hija
por Gonzalo
En una remodelación en la casa ve desnuda a su hija hasta que decide hacerla suya mientras duerme.

Hola! mi nombre es Gonzalo, soy un hombre de 30 años de edad, mido 1.79, de pelo y ojos negros, de piel blanca y delgado de contextura normal. Vivo en Venezuela en un apartamento solo con mi hija Carolina ya que mi esposa nos abandonó cuando mi hija tenía 3 años ya que no podía cargar con la responsabilidad de tener una familia a sus 20 años de edad.

Caro tiene 13, años mide como 1.65, es rubia de ojos azules igual a su madre, es de piel blanca y con una figura que empieza a desarrollarse.

Todo empezó hace algunos meses mientras remodelábamos el apartamento. Consta de una sala-comedor bastante grande, una cocina amplia, el cuarto principal con su baño y dos cuartos más con un baño afuera. En la remodelación que estábamos haciendo íbamos a remodelar mi cuarto que es el principal, el de Caro lo ampliaríamos y se construiría un baño dentro que sea solo para ella, el tercer cuarto como le quitamos una parte para ampliar el de Caro lo convertimos en un estudio y un baño que quedaría para visitas.

Lo primero que arreglaron fue mi cuarto ya que era el más rápido, solo duraron una semana en pintarlo y cambiarle la cerámica al baño, yo mientras dormía en el cuarto desocupado, después vinieron los otros dos cuartos y los baños, comenzaron a tumbar las paredes que comunicaban los cuartos y la que daría entrada al estudio ya que quedaría abierto, es decir a tres paredes. Una ves tumbadas las paredes caímos en fin de semana, como el cuarto de Caro seguía con su cama y sus cosas solo le faltaba una pared, ella siguió durmiendo allí.

El primer día del fin de semana en la mañana nos dedicamos a limpiar un poco la casa ya que había mucho polvo, en la tarde una vez finalizada la limpieza me senté a leer el periódico en la sala como siempre lo hacía en mi sillón, pero al alzar la mirada vi algo que me llamó la atención, como no había pared se podía ver al cuarto de Caro, ella se estaba quitando la ropa porque se iba duchar, esa vista me hizo voltear, pero volví a verla no se por que, será porque desde que se empezó a desarrollar no se dejaba ver desnuda, vi sus pequeños meloncitos con sus pezones rosados y abultados y los vellos que le empezaban a nacer en el entrepierna, al igual que se le marcaban sus primeras curvas en las caderas. En la noche cuando me trataba de dormir lo único que venía a mi mente era Carolina, hasta tuve una erección recordando lo que había visto.

Pasó el fin de semana y regresaron los obreros y ahora si tenían que vaciar el cuarto de Caro, ella mudo su ropa y útiles escolares a mi cuarto ya que tendría que dormir conmigo ya que era la única cama que quedaba en la casa. Al llegar la noche que nos acostamos a dormir, volvió mi erección sin explicación alguna, al ver que mi hija dormía a mi lado. No entendía lo que me pasaba pero me sentía muy extraño.

Al día siguiente, yo salí a tomarme unos tragos con unos amigos y regresé medio mareado, cuando entré al cuarto vi a Caro acostada en el medio de la cama y medio desarropada, su camisón de dormir se le había subido a la cintura y se le veían sus pantaleticas blancas, mientras me ponía mi short de dormir, volvió mi excitación al verla así y me acorde que de 6 a 8 había tenido entrenamiento de gimnasia y eso la hacía dormir como un plomo, en las mañanas siempre la tenía que jamaquear para que se despertara para ir al colegio. La volteé de medio lado para poder acostarme y cuando la toqué sentí un escalofrío que me recorrió todo el cuerpo y le comencé a acariciar el pelo, luego bajé a sus caderas hasta sus piernas, le sobé su trasero por encima de sus suaves pantaletas y la giré boca arriba, una vez en esa posición le subí el camisón hasta los hombros y pude ver otra vez sus blancas teticas, no pude mas con la excitación y mientras se las tocaba y chupaba cuidadosamente con la otra mano me hacía una paja estupenda, paré antes de acabar para bajar y abrirle sus piernas y tocar su tierno conejito y así llegar a una formidable acabada. Le acomodé el camisón, la arrope y después de lavarme me acosté a dormir.

Ya estaba obsesionado con mi hija ya que teníamos una semana durmiendo juntos por que no terminaban el cuarto y siempre que podía la espiaba mientras se duchaba o cambiaba, me cambiaba delante de ella para que me viera desnudo y mientras dormía la acariciaba y besaba.

Al llegar el fin de semana ella tenía una competencia de gimnasia y cuando llego la noche que se iba acostar a dormir, me pidió una pastilla ya que le dolían un poco los músculos y en cambio le lleve a la cama una para dormir, a la media hora ya estaba rendida, procedí a desarroparla y quitarle el camisón por completo al igual que sus pantis y dejarla completamente desnuda ante mis ojos. Le comencé a tocar y besar cada rincón de su cuerpo, le chupé las teticas y bajé lamiendo hasta que me topé con su pubis, le abrí las piernas y se lo chupé con esmero, provocando que fluyeran líquidos de su conejito, luego me situé sobre ella y apuntando mi erecto miembro se lo fui metiendo poco a poco hasta que llegó a chocar con su himen y empujando un poco para quitarle su virginidad y provocar mi mayor excitación y acelerando mis movimientos llegar al orgasmo que le llenaría su interior de mi cálida leche. Luego la limpié, la vestí y arropé para acostarme a dormir a su lado.

Al ella despertarse casi al mediodía me dijo que le dolía el entrepierna y que tenía una pequeña mancha de sangre en los pantis y no le tocaba la menstruación y yo le dije que seguro se había lastimado cuando estaba realizando los ejercicios en la barra de equilibrio y ella me dijo que era verdad, que su profesora les había advertido que con este ejercicio le podía doler y hacer como si perdieran la virginidad.

Ahora cada vez que veo sus practicas o voy a sus competencia y veo que realiza este ejercicio en la noche le doy una pastilla para el dolor que en realidad es para dormir y le hago el amor cuantas veces quiera.

hola

pjala mi esposa fuera un mp¡orbosa

Nota Lun Jun 20, 2011

debe ser rico el incesto me llama la antencion ojala mi esposa se pusiera 4 pata y se dejara acarixcar el culo por nuestro hijo

Volver a Relatos eróticos Incesto

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados